¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Una cookie (o galleta Informática) es una pequeña información enviada por un sitio web y almacenada en el navegador del usuario, de manera que el sitio web puede consultar la actividad previa del usuario.

En nuestro caso son utilizadas para llevar el control de usuarios: cuando un usuario introduce su nombre de usuario y contraseña, se almacena una cookie para que no tenga que estar introduciéndolas para cada página del servidor. Sin embargo, una cookie no identifica solo a una persona, sino a una combinación de computador-navegador-usuario.

También las utilizamos para conocer la cantidad de usuarios nuevos, visitas de antiguos usuarios y otras funcionalidades estadísticas.

Gracias por su colaboración.

Affor, Prevención Psicosocial.

Estado de Ánimo

 

Existen numerosos momentos a lo largo de nuestra vida en los que tenemos que enfrentarnos a situaciones difíciles, en los que vemos frustradas nuestras expectativas o tenemos que renunciar a deseos, aspiraciones o proyectos que asumimos que no van a cumplirse. En otras ocasiones nos encontramos portando una carga muy pesada que, después de un tiempo, nos deja con la sensación de no tener fuerzas para continuar. También puede darse la circunstancia de tomar conciencia de que nuestra vida no es lo que nos gustaría que fuera, que cada día está lleno de cosas que no nos gustan ni nos motivan. Todas estas circunstancias pueden tener como consecuencia un desgaste importante en nuestro estado de ánimo, con el consiguiente sentimiento de tristeza, vacío, agotamiento, desmotivación…

Pero también sucede en no pocas ocasiones que la persona no es capaz de identificar por qué se siente así o siente que no tiene motivos reales para ese estado de tristeza, aunque esto no hace que esa tristeza desaparezca.

Es por esto que cuando trabajamos con el estado de ánimo no hablamos sólo de Depresión. Hay muchos estados y afectaciones que pueden llevarnos a sentir que necesitamos ayuda, que queremos un apoyo que nos acompañe en el proceso de recuperar la energía y motivación vital que tanto echamos en falta.

A continuación describimos algunos de los trastornos del estado de ánimo más frecuentes:

Depresión

Se caracteriza por una profunda tristeza, decaimiento anímico, baja autoestima, pérdida de interés o placer por casi todas las actividades y disminución de las funciones y el rendimiento psíquico durante un tiempo prolongado.

Puede incluir alguno de los siguientes síntomas:

  • Cambios en el apetito o en el sueño, tanto por exceso como por defecto.
  • Falta de energía o cansancio excesivo.
  • Baja autoestima, con sentimientos de poca valía personal o culpa.
  • Dificultad para concentrarse o tomar decisiones.
  • Ideas o pensamientos recurrentes de muerte o de suicidio.

Para ayudarte a encontrarte mejor, trabajaremos conjuntamente para que dejes de sentirte triste, culpable e inútil, para que recuperes la capacidad de disfrute y la motivación en las pequeñas cosas de la vida cotidiana, fomentando el autocuidado y adquiriendo herramientas que ayuden a salir fortalecido de este proceso.

Distimia

Se define como un estado de ánimo arraigado de carácter melancólico, triste y apesadumbrado, que se prolonga en el tiempo al menos 2 años. Debido a este estado de ánimo la persona experimenta una pérdida de interés por sus actividades diarias, presenta un estado de desesperanza general y una baja autoestima.

Los síntomas característicos de la distimia en adultos son:

  • Pérdida de interés en actividades diarias.
  • Sentimiento de tristeza.
  • Baja autoestimaFalta de energía.
  • Dificultad para concentrarse y tomar decisiones.
  • Sentimientos de culpaModificación de los hábitos alimenticios.
  • Etc.


Con nuestra ayuda podrás trabajar para volver a disfrutar de aquellas cosas que antes te causaban satisfacción mediante técnicas y herramientas que te serán de gran utilidad.

 

Transtorno Bipolar

Se caracteriza por la presencia de uno o más episodios que pueden alternar entre estados de manía (o hipomanía) y episodios depresivos. En los momentos de manía la persona experimenta niveles anormalmente altos de energía, cognición y estado de ánimo elevado, por lo que, alternando con episodios depresivos, conlleva oscilaciones entre la alegría y la tristeza de una manera mucho más extrema que las personas que no padecen esta patología. Se trata de un trastorno que puede dañar las relaciones entre personas y hacer que sea más difícil ir a la escuela o conservar un empleo.

Algunos de los síntomas más característicos de un episodio maníaco pueden ser:

  • Sentirse muy “alegres” o “animados”
  • Sentirse muy “nerviosos” o “alterados/ansiosos”
  • Hablar muy rápido de muchas cosas distintas
  • Estar inquietos, irritados, o “sensibles”
  • Tener problemas para relajarse o dormir, experimentando menor necesidad de descanso
  • Creerse capaz de hacer muchas cosas a la vez y estar más activos de lo común
  • Hacer cosas arriesgadas, como gastar mucho dinero o tener sexo sin cuidado alguno

Algunos de los síntomas más característicos de un episodio depresivo pueden ser:

  • Sentirse muy “deprimidos” o tristes
  • Sentirse preocupados y vacíos
  • Tener problemas para concentrarse
  • Olvidarse mucho las cosas
  • Perder el interés en actividades divertidas y volverse menos activos
  • Sentirse cansados o sin energía, con mayor necesidad de sueño y descanso de lo habitual
  • Tener dificultad para dormir
  • Pensar en la muerte o el suicidio

Para ayudarte a alcanzar una mayor estabilidad en tu ánimo, contamos con un equipo de profesionales de la salud que puede abordar las distintas necesidades que presenta este diagnóstico. Es importante cierta continuidad en el tratamiento, de modo que te ayude a conocer mejor las primeras señales de desequilibrio, poniendo los medios que ayuden a prevenir recaídas y gestionar adecuadamente los posibles problemas de comportamiento y relación fruto de los episodios descritos.

 

blog  Lectura recomendada: Consejos para mejorar tu autoestima.

 


Homepage-Sicherheit 
CalidadWeb Registro Sanitario