¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Una cookie (o galleta Informática) es una pequeña información enviada por un sitio web y almacenada en el navegador del usuario, de manera que el sitio web puede consultar la actividad previa del usuario.

En nuestro caso son utilizadas para llevar el control de usuarios: cuando un usuario introduce su nombre de usuario y contraseña, se almacena una cookie para que no tenga que estar introduciéndolas para cada página del servidor. Sin embargo, una cookie no identifica solo a una persona, sino a una combinación de computador-navegador-usuario.

También las utilizamos para conocer la cantidad de usuarios nuevos, visitas de antiguos usuarios y otras funcionalidades estadísticas.

Gracias por su colaboración.

Affor, Prevención Psicosocial.

¡Por fin están aquí las vacaciones! Todo el año esperando que llegue el verano para descansar pero, ¿cuántos años regresas con la sensación de estar más cansado?

Cómo desconectar en vacaciones

El periodo de vacaciones tiene que ser un tiempo para recargar las pilas, para disfrutar de actividades diferentes a las que realizamos de forma cotidiana, un tiempo de descanso físico y mental. Si eres de esos a los que les cuesta conseguirlo, aquí tienes algunos consejos que pueden ayudarte.

ANTES DE MARCHARTE DE VACACIONES:
1. Procura no dejar asuntos pendientes pues es casi seguro que interferirán en tus vacaciones. Procurar dedicar los últimos días a rematar las tareas urgentes e importantes. Las demás pueden seguir esperando a que vuelvas.2. Delega, deja a alguien encargado de aquellos temas que no hayas podido cerrar o que están en marcha mientras estás ausente. Si lo crees necesario puedes dar instrucciones claras, pero resiste a la tentación de seguir ocupándote de ellos personalmente mientras estás de vacaciones.cerrado por vacaciones

3. Avisa a compañeros y clientes de las fechas en las que vas a estar fuera. De esta forma reducirás la probabilidad de llamadas laborales en esas fechas. Déjales el teléfono de contacto o el e-mail de otra persona que pueda atenderles en caso de necesidad.
4. Deja un mensaje en el contestador del teléfono y en el correo electrónico de “ausente por vacaciones” indicando la fecha de regreso.

DURANTE LAS VACACIONES:
1. DESCONÉCTATE: Apaga el móvil y el ordenador. Si utilizas las nuevas tecnologías para el ocio, resiste a la tentación de mirar los mensajes y correos de trabajo. Si esto no es posible, establece una hora al día para resolver los asuntos urgentes y sé estricto en su cumplimiento. De todas formas, intenta limitar el tiempo de uso del portátil y el móvil pues recuerdan demasiado a lo que hacemos todos los días.
2. PONTE UNA META: Piensa en alguna actividad gratificante y no relacionada con el trabajo que hayas pospuesto todo el año por falta de tiempo. ¿Qué es lo que dices siempre que vas a hacer cuando tengas tiempo? ¡Ahora es el momento! Los días de descanso no tienen por qué ser tiempo perdido ni improductivo.
3. REALIZA ACTIVIDAD FÍSICA: En invierno llevamos una vida sedentaria así que aprovecha el verano para realizar alguna actividad física moderada, preferentemente al aire libre.
4. CULTIVA TU MENTE: Cambia el ordenador por un buen libro, escucha música, visita ese museo o exposición que no has podido ver… Estas actividades te ayudarán a volver con la sensación de haber aprovechado el tiempo.
5. OLVÍDATE DEL RELOJ: Las vacaciones son para disfrutar y dejar las prisas a un lado. No hay mayor placer que dejarse llevar por los días largos y por la luz del sol, sin horarios. Comprueba que no pasa nada por comer a una hora fuera de lo habitual, por levantarte tarde o dedicar un tiempo a contemplar un paisaje. Dedica toda tu atención a lo que haces en cada momento, haz las cosas de una en una y deja la multitarea para los meses de trabajo.
6. DEDICA TIEMPO A LA FAMILIA Y/O AMIGOS: Programa actividades familiares, reuniones de amigos, llama a esa gente que nunca tienes tiempo de ver y cultiva las relaciones sociales. Los momentos de risas y relax en buena compañía serán uno de tus mejores recuerdos del verano.
7. ENAMORA A TU PAREJA: Si tienes pareja dedícale ese tiempo que no tienes en invierno: planear una cena romántica, dar largos paseos, compartir actividades y tener largas charlas con tu pareja te ayudará a sobrellevar la monotonía del día a día el resto del año. Si no la tienes, ¿quién sabe? El verano es buen momento para las nuevas amistades y el amor.
8. SONRIE: Busca motivos para reír todos los días. Sé consciente que es un periodo para disfrutar y saca la mejor de tus sonrisas.
9. VIVE EL MOMENTO: ¡Carpe diem! Si te pasas la mitad de las vacaciones pensando en lo has dejado en el trabajo y la otra mitad pensando en lo que te espera cuando vuelvas, ¡te has quedado sin vacaciones!

AL FINALIZAR LAS VACACIONES:
1. Piensa en todo lo que has hecho durante tu tiempo de descanso. Visualiza los buenos momentos que has pasado y disfruta con los recuerdos y experiencias acumuladas.
2. Haz un firme propósito para el año que empieza: dedicarte un espacio para ti todas las semanas. Señala en el calendario un día y un horario en el que vas a hacer algo que te guste todas las semanas del año.
3. Comienza de forma progresiva: no te agobies intentando hacer el primer día todo lo que no has hecho en vacaciones. Si la empresa no se ha hundido en tu ausencia, no hay nada que no pueda esperar un par de días más.

El verano siempre nos parece corto, pero si somos capaces de convertirlo en un tiempo de verdadero descanso productivo conseguiremos disfrutarlo en su totalidad y volver al trabajo con las pilas cargadas. Nos vemos en septiembre.

 

 

Sobre el autor

Affor Noticias

 


Homepage-Sicherheit 
CalidadWeb Registro Sanitario